Subir
Menú

Conscripto en el Patio de Formación del Regimiento Rancagua de Arica

En febrero de 1962 salimos rumbo a Arica aproximadamente 700 jóvenes que habíamos cumplido los 18 años y éramos obligados a inscribirnos para hacer el servicio militar obligatorio. Nos embarcamos en el Transporte Pinto, viaje que fue una travesía de muchas anécdotas ya que ninguno de nosotros había navegado anteriormente y creo que los primeros días todos estábamos mareados. Pasé 18 meses como conscripto en Arica, para mi inolvidables. En enero de 1963 llegaron recién egresados de la Escuela Militar de Santiago los nuevos sub-tenientes, entre ellos el subteniente Carlos Patricio Chacón Guerrero y siendo yo su primer ordenanza. Este joven oficial no tenia el carácter duro de oficial de ejercito y prácticamente me consideró más un amigo que un subordinado. De regreso a mi Valparaíso mantuvimos un intercambio de correspondencia y después nada más hasta hace un año, donde en las noticias escuche que jubilaba como jefe del Servicio de Inteligencia del Ejercito de Chile. Hoy el tendrá un año menos que yo, es decir, 76 de edad.

Noviembre de 1962.


Conscripto en el Patio de Formación del Regimiento Rancagua de Arica
Colabora con Memoria del Siglo XX