Subir
Menú

Los desafíos de Memorias del Siglo XX en clave de género

A través de una metodología participativa y desde un enfoque de derechos, el proyecto Memorias del Siglo XX, de la Coordinación de Vinculación con el Medio del Archivo Nacional de Chile, ha desarrollado encuentros de memoria entre mujeres a lo largo de todo Chile, siendo un aporte en la resignificación de la diversidad cultural muchas veces escondida o invisibilizada tras los relatos hegemónicos del patrimonio nacional.

29 de julio de 2021
LOS DESAFÍOS DE MEMORIAS DEL SIGLO XX EN CLAVE DE GÉNERO

Memorias del Siglo XX, nació el año 2007 con el deseo de activar nuevas preguntas para la gestión del patrimonio, a partir de procesos colectivos de memorias. Por ello, se plantea como un "puente" mediador que busca traer al presente las experiencias de personas que guardan consigo el conocimiento profundo del paso del tiempo y de los cambios en las maneras de vincularse en los distintos territorios. A través de una metodología de trabajo participativa, cercana, comunitaria y proactiva, que tiene como base un enfoque de derechos humanos, han promovido acciones colectivas de valoración y difusión del patrimonio, en los "encuentros de memoria", donde distintas comunidades dialogan en torno a sus recuerdos más íntimos, buscando tejer distintas visiones y emociones respecto a hechos o hitos compartidos.

Los testimonios, experiencias y documentación que emergen de estas instancias, se comparten a la ciudadanía en distintos soportes, ya sean escritos, visuales, digitales, audiovisuales; configurando relatos que tiñen de particularidad y sentido la historia configurada en el colectivo. Gracias a este matiz humano y comunitario que caracteriza a las instancias de encuentro con las comunidades, Memorias del Siglo XX, ha sido clave como proyecto que busca diversificar y democratizar el patrimonio contenido en las personas, activando la memoria desde una mirada presente. Es a través de su potente archivo oral y colección digital, que estos "otros" relatos se reconocen como un acervo patrimonial relevante para el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

Más de la mitad de los aportes al archivo y la colección han sido generados por mujeres (un 58%), siendo aproximadamente diez mil los contenidos, de distintas regiones, que resguardan y difunden sus trayectorias vitales durante el siglo XX; las vivencias de la niñez, la maternidad, la sexualidad, la trama de relaciones afectivas al interior de una familia, el trabajo no remunerado, la movilización y organización social y política; marcan estos documentos donde conviven fotografías de la vida pública de Gladys Marín o Margot Loyola, junto al acontecer familiar y laboral de las mujeres maullinenses, entre muchos otros contenidos.

El equipo detrás del archivo y la colección, da cuenta que todo ejercicio de memoria ocurre en el tiempo presente. Un pasado que vuelve y se interroga con las preguntas y necesidades del tiempo actual, develando un fuerte compromiso por hacer visible una memoria local y una historia reciente traída por mujeres que pasan de la omisión histórica a la visibilidad, a través del reconocimiento de sus prácticas, saberes y aportes en la sociedad chilena. Esto ha sido evidente en los encuentros de memoria de mujeres que han promovido como equipo gestor y que ha permitido activar la memoria en sus capas más profundas y sensibles. "Además, al poner como grupo objetivo del proyecto a comunidades tradicionalmente invisibilizadas -siendo enfáticos en esa posición-, se ha acumulado un volumen importante de documentación, principalmente fotografías, que dan testimonio del rol desempeñado por mujeres indígenas, afrodescendientes, pobladoras, rurales, entre otras, en sus respectivas comunidades", las que explican, a modo de invitación, a conocer y relacionarse con este acervo digital, por ejemplo, como fuente de investigación.

Preguntarse por el proyecto desde un enfoque de género, les ha llevado a fortalecer una mirada crítica de la gestión patrimonial, entendiendo que la aceptación de los silencios -siempre presentes cuando activamos la memoria- es relevante. "Poner foco en las actorías de mujeres, disidencias sexuales y otros colectivos que buscan erradicar toda violencia, inequidad o discriminación, es parte de la labor que desarrollamos junto a otras instituciones y unidades del Archivo Nacional y del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural. Nuestro desafío no solo es impulsar procesos para su visibilización y reconocimiento, sino también poner a disposición herramientas para que gestionen -eventualmente- de forma autónoma sus propios acervos documentales", comenta el equipo en torno a los desafíos que en esa línea de acción se abren.

Actualmente, producto de los impactos de la contingencia sanitaria en el trabajo territorial, los énfasis se han desplazado a los procesos de recopilación de documentos digitales, a través de campañas de colaboración y elaboración de contenidos culturales que profundicen en el cruce de las memorias y los patrimonios locales. En este sentido, tanto el sitio web como las redes sociales del proyecto han sido claves para ampliar y cruzar la brecha digital con sus distintas comunidades.

Te invitamos a conocer y navegar por el archivo oral y la colección digital de Memorias del Siglo XX, en clave de género, a través de esta hoja de ruta que, esperamos, te motive a iniciar un recorrido virtual.

Documentos y testimonios en torno a las experiencias de niñez.

Documentos y testimonios en torno a las experiencias de la maternidad.

Documentos y testimonios en torno a las experiencias de organización entre mujeres.

PRODUCTOS:

Diaporama Mujeres en la Región de los Ríos

Voluntarias para la organización: Recuerdos de Bomberas de Puchuncaví.

Mujeres en el deporte

Mujeres unidas

#8M Juntas y organizadas

Fuente: Cultura, Patrimonio y Género

Colabora con Memoria del Siglo XX